Exposición Torsos y SiluetasSantiago Aguirre, comienza a desarrollar la escultura a partir de la construcción de volúmenes. El volumen como posibilidad de composición, los positivos surgieron de la masa, desplazándose en un ritmo de contrastes que empiezan a dejar en la materia, formas que van descubriendo en el mundo creador del artista. Santiago en un encuentro primero con la madera logra develar un mundo sensual, donde la figura de mujer es emoción estética, un regocijo para el espacio, un motivo animado para la posibilidad escultórica. Son torsos en movimiento, insinuados, seductores. La fuerza de las formas le dan voluptuosidad. En su empatía con la madera, Aguirre logra una comunicación exacta de su expresividad hacia el espectador. Las características intrínsicas: Lo orgánico y lo sensorial conciliando en una exactitud de forma y materia.

También Aguirre recurre a la piedra, cuando la trabaja hay otras intenciones con aciertos. Sabe de su teluria y le da características no sensuales. Hay planos que van construyendo la escultura entre surcos que dibujan la figura en estas piezas la forma humana sigue marcando el hecho inicial de la propuesta pero en función mayor del movimiento. La superficie no es continua, sino que se fragmenta para dar dinamismo. Aquí está ganado a una geometría que no pierde la humanización de la materia. Conseguimos en las esculturas de piedra otras texturas inducidas por lo arenisco de su composición. 

Esta es la primera individual, de un joven que con religiosidad asume expresarse por medio de la tridimensionalidad y escogió para iniciarse con los mejores cimientos: El volumen en el espacio, el de las formas en la masa y la materia vitalizada con el movimiento. Ahora un camino para conceptualizar, imaginar, construir lenguajes y descubrir mundos con nuevas realidades. 

Guillermo Abdala

1991

Sígueme

Copyright © 2017 Santiago Aguirre. Todos los derechos reservados.
Un proyecto desarrollado por arteenlared.com